Tipos de aceros inoxidables

¿Qué tipos de aceros inoxidables existen?

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter

Como todos sabemos el acero inoxidable es un metal resistente a la corrosión, pero no siempre es así. Hoy en Metalcon, siendo una de las principales carpinterías metálicas en Murcia y Alicante, queremos hablaros de los diferentes tipos de aceros inoxidables y sus características.

Los aceros inoxidables deben tener un contenido mínimo de cromo del 10,5% y un máximo del 1,2% de carbono según la norma europea EN 10088-1. La resistencia a la corrosión de los diferentes tipos de aceros inoxidables se mejora añadiéndoles otros elementos de aleación como el nitrógeno, titanio, níquel o molibdeno. Con esto conseguimos una gama de aceros inoxidables resistentes a la corrosión y con gran resistencia térmica.

No siempre se pueden considerar resistentes a la corrosión. Dependiendo del tipo de acero inoxidable, hay ciertas condiciones que harán que pierda la capa pasiva, no puede recomponerse y produzca corrosión.

Es fundamental limpiar el acero inoxidable para preservar la resistencia de la corrosión y que tenga buen aspecto. Normalmente el acero inoxidable en condiciones de uso doméstico no experimenta corrosión si ha seguido los procedimientos normales y es uno de los tipos de aceros inoxidables adecuados.

El acero inoxidable gracias a sus propiedades de soldadura, conformado y acabado es ideal para hacer utensilios y elementos de cocina.

Tipos de aceros inoxidables

AISI 430: por sus buenas características de maleabilidad, ductilidad y resistencia a la corrosión este acero es ideal para muebles y decoración interior. También se emplea para fabricar materiales de construcción, adornos de interiores arquitectónicos, molduras automotrices, equipos de cocina, etc.

AISI 304: otro de los tipos de aceros inoxidables es el 304. Este acero tiene el mismo rango de aplicación que el AISI 430 aunque por sus características químicas permite hacer productos más complejos. Este acero posee níquel y un espectro de resistencia mayor al AISI 430 frente a ciertos agentes en determinadas condiciones de temperatura y pH.

AISI 316: este acero tiene el mismo rango de aplicación que el AISI 304, la diferencia es que este contiene Molibdeno. Además, su resistencia a la corrosión es superior al AISI 304 y al AISI 430. Todo esto le permite ser empleado en medios más agresivos como atmosfera salina y ácidos. Es un acero ideal para realizar adornos arquitectónicos, equipos farmacéuticos, textil, fotográfico, laboratorios y para procesamiento de alimentos.

Aplicaciones de los diferentes aceros inoxidables

Tipos de aceros inoxidables - METALCON

Entre los diferentes tipos de aceros inoxidables uno de los más utilizados es el tipo 304, este acero inoxidable junto con el 316 se utiliza en la industria de los alimentos y bebidas. Ejemplo de ello son los tanques de queso, frutas, vinos que a menudo son hechos con estos aceros. El acero 316 también se utiliza para realizar accesorios de barcos. Este acero fue utilizado para revestir la torre Jin Mao en China y el exterior de las Torres Petronas de Malasia.

El acero 316 y el 304 son aceros inoxidables austeníticos. Esta característica les proporciona la capacidad de ser fácilmente soldados y moldeados y además no son magnéticos. Además, al tener cromo tiene un nivel de resistencia a la corrosión, ya que el 316 contiene un 17% de cromo y el 304 un 18%.

Diferencias entre los distintos aceros 

Para aumentar la resistencia a las picaduras y a la corrosión se le puede añadir al acero el molibdeno. La mayor diferencia entre los aceros inoxidables 316 y 304 es la presencia de molibdeno. El acero inoxidable 316 contiene 2,1 por ciento de molibdeno a diferencia del 304 que no contiene trazas de molibdeno.

Tipo 201 frente al 304

Otros de los tipos de aceros inoxidables más utilizados son el 201 y el 304. Es importante conocer las diferencias entre ello, ya que cada uno contiene su propia composición química. También tienes que conocer las ventajas y desventajas y las características específicas como la dureza, soldadura, resistencia la corrosión, etc.  

La alternativa económica de los aceros inoxidables convencionales son el 304 y el 201. El 201 tiene muy bajos niveles de níquel, el cual es sustituido por nitrógeno o magnesio y esto afecta a la resistencia de corrosión. Ninguno de estos dos tipos de acero es magnético por lo cual muchos fabricantes utilizan el 201 para bajar sus costos.

El acero 304 está hecho de una aleación de cromo, carbono y un 8% de níquel por lo que es muy resistente a la oxidación. Su soldabilidad es excelente sin afectar a la apariencia y la resistencia a la corrosión en las uniones. El 304 tiene una durabilidad de por vida siempre que se encuentre en condiciones ambientales normales, pero el 201 puede verse afectado en pocos años.

Por todo esto que te hemos contado te aconsejamos que tengas cuidado a la hora de elegir entre los diferentes tipos de aceros inoxidable. Es importante que cuando adquieras un producto de acero inoxidable mires siempre el tipo de acero que es, ya que lo barato te puede salir caro.

Acero Inoxidable 304

Al no ser magnéticos los aceros inoxidables austeníticos no pueden ser endurecidos por tratamiento térmico, pero tienen una excelente soldabilidad y son muy dúctiles. 

El tipo de 304 es el acero inoxidable austenítico más conocido, este acero contiene un 8% de níquel, 18% de cromo y un máximo de carbono del 0,08%. Todo esto le hace ideal para aplicaciones en las industrias farmacéuticas, químicas, naval, aeronáutica, alimenticia, arquitectura y transporte. Igualmente es utilizado en vajillas, cubiertos, revestimiento de ascensores y muchas más aplicaciones.

METALCON - Tipos de aceros inoxidables

Sobre todos los medios que contienen iones cloruro el 304 muestra propensión a una forma de corrosión llamada corrosión por picado. Es una corrosión localizada en la que el medio agresivo consigue romper la película para después progresar en profundidad. El crecimiento de los picados se da en un proceso autocatalítico, esta forma de corrosión es muy insidiosa, ya que algunas veces un picado puede dejar un equipo sin servicio.

También se puede considerar una corrosión por picado artificial la corrosión por rendija. El proceso de crecimiento también es autocatalítico y su aspecto es muy parecido a la corrosión por picado. En los aceros inoxidables los mismos medios capaces de hacer la corrosión por picado promueven la corrosión por rendijas.

En los aceros inoxidables se introduce molibdeno para disminuir la susceptibilidad a estas corrosiones. Al tener molibdeno se puede formar una capa pasiva más resistente. Al no ser resistente al 304 a determinados medios los inoxidables 317 y 316 son una excelente solución. Estos aceros son muy utilizados en las industrias de alcohol, petroquímicas, de papel y celulosa, en la industria petrolífera, textil, químicas y farmacéuticas.

Acero Inoxidable 201

Una gran falta de níquel durante la Segunda Guerra Mundial hizo que los científicos buscaran como fabricar acero inoxidable con un menor contenido de níquel. Se desarrolló un acero inoxidable serie 200 y quedo a la espera de finalizar la guerra. La serie 200 tiene propiedades amagnéticas como el 304 aunque son muy diferentes en cuanto a la corrosión.

La película pasiva de los aceros es muy adherente y muy fina, pero las películas formadas en medios oxidantes son más resistentes. El hecho de formar y conservar películas pasivas en diferentes medios hace que tengan estos aceros una elevada resistencia a la corrosión y muchas alternativas para utilizarlos.

Estos aceros pueden ser utilizados para extractores, muebles para cocina, máquinas alimenticias, pero no se recomiendan si tienen contacto con el mar. Además,  tiene una oxidación de calidad económica e intermedia en comparación a la del 304.

Si vas a comprar algún producto elaborado en acero inoxidable esperamos que este post te sirva para comprobar su calidad y ver si se adapta a tus necesidades. Y como siempre nos ponemos a tu disposición para aclararte cualquier duda que te pueda surgir.

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter

Deja una respuesta